viernes, 24 de octubre de 2008

Sin sostén

2 comentarios:

Arturo dijo...

Este tipo de cosas me encantan!!

Un final que lo único de inexorable que tiene, es el punto de vista desde el que se perciba.

c0o1 dijo...

hasta pareces comunicólogo :p